La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 es la norma fundamental, establecida para regir jurídicamente al país, la cual fija los límites y define las relaciones entre los poderes de la federación: poder legislativo, ejecutivo y judicial, entre los tres órdenes diferenciados del gobiernoː.

 

Tras la llegada de Porfirio Díaz al poder y su permanencia en la presidencia por más de treinta años, se desató un levantamiento social que se oponía a su dictadura y que dio a luz a la Revolución. Con la promulgación del Plan de San Luis despertó el movimiento armado que buscaba derrocar su mandato y que explotó el 20 de noviembre de 1910. Ante el estallido social y la inminente derrota, en mayo 1911 el presidente Díaz presentó su renuncia y se exilió en Francia.

En octubre 1911 se realizaron elecciones y resultó vencedor Francisco I. Madero; fue traicionado mediante un golpe de Estado orquestado por el general Victoriano Huerta y asesinado junto al vicepresidente José María Pino Suárez en febrero 1913.

Venustiano Carranza desconoció la presidencia del llamado usurpador y lo derrocó con el Ejército Constitucionalista, un movimiento armado de la Revolución. Al convertirse en titular del Poder Ejecutivo convocó a la creación del Congreso Constituyente de Querétaro para reformar la Constitución de 1857, la cual había sido modificada en múltiples ocasiones por el gobierno de Díaz para adaptarla a su proyecto de nación, entre estas modificaciones se encuentra la reelección y la ampliación del periodo presidencial.

Así fue acuñada la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, la cual está vigente y se conforma por 136 artículos. En ella se recogieron demandas de los grupos que se levantaron en armas durante la Revolución. Además de incluir los “derechos del hombre”, se abordaron los “derechos sociales”, se decreta la no reelección, se ratifica la soberanía y la organización federal, se instauran la libertad de culto y de expresión y la enseñanza laica y gratuita.

En esta obra maestra participaron 220 delegados, así como los representes de los Estados, Abogados, Maestros, Campesinos clase obrera, para que establecieran nuestra Carta Magna, con los derechos y garantías para los ciudadanos mexicanos, y lo más importante una Democracia que no existía. Es hasta la fecha con un sinnúmero de reformas y decretos que ha estado vigente hasta el día de hoy, no obstante que muchos y malos mexicanos, se afanan en violarla y hacer de sus reformas a su modo dentro de los actos de corrupción y desmedidas ambiciones para su provecho en forma dolosa y por demás en contubernio con autoridades que nos gobiernan. Pasando por alto y violando los estatutos que de la misma se desprenden.

Es por eso que todo mexicano jactándose de ser hombre Libre de y de Buenas costumbres. Tiene el deber y obligación de acatar y respetar muestra Carta Magna, haciendo honor y satisfacción de ser un masón próspero y provechoso de poder servir a sus semejantes en cuanto a lo justo y necesario, para poder llevar en alto lo que nuestros héroes lucharon y engrandecieron poniendo en lo alto con orgullo lo que en su momento manifestaron. LOS SENTIMIENTOS DE LA NACION,

ES CUANTO.

 

Guadalajara Jalisco 3 de febrero de 2021

A:.A:. RAMON GARCIA LANDEROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *