Breve historia
De la Gran Logia Occidental Mexicana

El acontecer histórico de un hombre, de una sociedad o de una institución lleva consigo el compromiso del participante, pero más aun de aquella que quiere contemplar desde el presente la grandeza de su pasado, ése pretérito lleno de trabajo, altibajos, sacrificios y virtudes.

Nos corresponde a nosotros, los que pertenecemos a esta Centenaria institución de llevar a cuestas uno de los compromisos hacía con la sociedad y con la fraternidad de dar a conocer lo que fuimos, lo que somos y lo que seremos.

En 1906 y en plena efervescencia social y apunto de gestarse el inicio de la revolución mexicana, varios hermanos tuvieron la iniciativa de aglutinar a los liberales de esa época para formar una masonería unida, esos esfuerzos e iniciativa se formalizaron el 18 de febrero de 1912, y así fue como la Gran Logia “Occidental mexicana” recibió su carta patente para iniciar sus trabajos y el reconocimiento masónico y su regularidad en el R:.E:.A:.A:.. El día 25 de junio de 1926 fue un día especial y trascendente ya que se inaugura el edificio que desde esa fecha ocupa esta Gran casa en López cotilla 111, zona centro, siendo esta la única dirección y ninguna otra de la Gran logia “Occidental mexicana”.

Contando para ese entonces con 6 logias en la ciudad de Guadalajara, dos logias foráneas en el estado de Jalisco, seis en Nayarit, dos en Colima y una en Michoacán, con el paso de las décadas fueron liberadas las logias de estos estados para formar cada una las Grandes Logias de Colima, Nayarit y Michoacán. Aunque actualmente solo se tiene la Jurisdicción en el estado de Jalisco, se conserva el nombre de “Occidental Mexicana” por haber sido la primera en esta región del país y abarcando estos cuatro estados de la república.

Una fecha importante fue el día 9 de abril de 1934 consolidándose la formación de la confederación de grandes logias regulares de los estados unidos mexicanos, siendo esta Gran Logia una de las 12 fundadoras de esta agrupación masónica, y desde ese entonces ha velado por la masonería regular y confederada en nuestro México.

En estos 107 años de historia, la Masonería occidental y en particular la Jalisciense ha formado hombres de bien y generadores de cambio en la sociedad, y con el compromiso perenne de continuar en este siglo XXI con esta noble y necesaria labor.